Esta excursión turística nos llevó hasta la Garrotxa profunda, donde sus pequeños pueblos parecen de pesebre. Las pistas y caminos interminables nos enseñaron  pantanos, saltos de agua, barrancos y casas de piedra de siglos pasados.

Os mostramos fotos

Abrir chat