Ruta preciosa y llena de naturaleza. Altas montañas por donde disfrutar con total respeto al medio.

El pirineo de Lleida es una de las zonas más bonitas de la cordillera. Sus húmedos caminos y sus bosques de abetos son dignos de películas de hadas. La comida típica y los alojamientos tan familiares son espléndidos y acogedores.

Sin duda una de las más bonitas excursiones que se pueden hacer en el norte de España.

El punto de inicio fue en La Seu d’Ugell. Marco excepcional en Masía – Hotel con actividades de ocio y Campo de Golf. Pasamos la tarde del Viernes disfrutando del relax de la zona.

Salida desde la Seu el sábado por la mañana. Paisaje verde, Valles espléndidos, ríos, pueblos encantadores. Comida en un pequeño pueblo llamado La Guingueta d’Aneu. Tras la comida nueva  ruta y llegada a Viella. Después de una cena especial alojamiento en Hotel.

La ruta de vuelta combina pistas alternativas por Esterri d’Aneu, Llavorsí, Sort, para llegar a comer de nuevo cerca de La Seu.

A continuación un resumen de algunas de las fotos.

 

 

Abrir chat